La organización de la hermandad

Las hermandades y cofradías se definen como asociaciones de fieles cristianos reunidos en torno a una advocación determinada de Cristo y de María o de los santos. Sus orígenes son variados, las hubo gremiales (vinculadas a gremios de oficios determinados), asistenciales (para ayuda de presos, enfermos, marginados), étnicas (negros, gitanos, mulatos … ).

En general se admite que surgieron hacia el siglo XIV muy relacionadas con la devoción franciscano a la Veracruz y Sangre de N.S. Jesucristo.

Desde la Baja Edad Media se multiplican las devociones y así aparecen las cofradías del Santísimo Sacramento (muy relacionadas con las fiestas del Corpus Christi), de Ánimas Benditas etc. Sin duda su mayor impulso lo recibieron en el siglo XVI, en la época de la Contrarreforma, cuando la Iglesia hace de ellas su arma más poderosa para luchar contra las corrientes protestantes. A partir de Trento, ya en el periodo barroco se fija la iconografía con que han llegado hasta hoy. 4

Todas las hermandades se organizan siguiendo un modelo básico que presenta muy pocas variantes. El órgano principal es la Junta de Oficiales o de Gobierno, que a través de la delegación del Cabildo General, dirige, administra y tiene atribuciones para resolver todos los asuntos. Se le atribuyen facultades non-nativas (elaboración de reglas, reglamentos y otras normas) y disciplinarias (sanciones). Se componen de Hermano Mayor, Teniente de Hermano Mayor (uno o más), Consiliarios, Fiscal, Secretarios, Mayordomos, Priostes, Diputado Mayor de Gobierno y Diputado de Cultos. 5

El Hermano Mayor preside todos los actos que se celebran y representa a la corporación en aquellos a los que haya sido invitada, convoca los cabildos, coordina a la junta y autoriza las actas. En caso de no poder ejercer tales funciones es sustituido por el Teniente de Hermano Mayor. Los Consiliarios, cuyo número varía según la hermandad, tienen a su cargo actividades diversas como obras de Caridad, formación cristiana, costaleros, jóvenes, el archivo y otras. El Fiscal vela por el cumplimiento de las reglas y de los acuerdos tomados por el cabildo. Los Secretarios levantan las actas de los cabildos, llevan la correspondencia, el censo de hermanos y como depositarios de la “fides institutionis” custodian el sello de la corporación que otorga validez a todos los documentos emanados de la hermandad. Los Mayordomos administran los bienes de la corporación y tienen a su cargo además de la gestión económica, el Libro-inventario de bienes. Los Priostes cuidan de la limpieza y mantenimiento de los enseres, dirigen el montaje de pasos y altares de cultos y ayudan en las tareas de vestir a las imágenes. El Diputado Mayor de Gobierno organiza la cofradía durante la Estación de Penitencia y confecciona la nómina de los penitentes. El Diputado de Cultos atiende a la celebración de los cultos internos establecidos por las reglas.

Una respuesta a La organización de la hermandad

  1. fleky_redencionydulcenombre dice:

    cierto , gracias al señor de la redencion y maria santisima del dulcenombre me se estas cositas de pe a pa jajja
    saludos amigos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: